Este es un espacio dedicado a las imágenes de pasión de Guatemala, estas que año con año son intercesoras de nuestras oraciones para que lleguen a Dios y que nos trasmiten un mensaje de esperanza y conversión en sus cortejos procesionales de la Cuaresma y Semana Santa.
Encabezado

02 abril, 2015

Señor Sepultado de la Recolección - 2015


Viernes Santo
Solemne cortejo procesional de la Consagrada imagen del Señor Sepultado y Santísima Virgen de Soledad del Templo de la Recolección

Luego del solemne acto de crucifixión y descendimiento donde muestran el cuerpo de nuestro Señor a la Santísima Virgen María, la imagen del Señor Sepultado es mostrada a los fieles donde pueden apreciar las heridas que posee en la espalda, para luego ser llevado a sus imponente andas donde una vez asegurado y bajo las notas de la marcha "Sudor de Sangre" inicia el piadoso recorrido del cortejo procesional.



Detalle del Adorno
La representación de la vida terrenal y celestial con influencia renacentista sirve de marco para recrear las andas procesional de la Consagrada Imagen del Señor Sepultado, de las estrofas del Salmo 91.

En las andas se aprecia una arquitectura de doce pináculos con remate de mecheros encendidos, símbolo del anuncio de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo predicada por los apóstoles.


"El que habita al abrigo del Altísimo, morara bajo la sombra del Omnipotente", bello versículo que se plasma en un medallón y que antecede a la figura de Dios todo poderoso que aparece en una visión celestial entre una nube dorada, y que extiende sus alas abrigando a un infante, símbolo de la protección y rescate de nosotros, sus hijos, en la hora de la prueba, sabiendo que Él es nuestra esperanza y escudo su Palabra.


A continuación, resguardado en un conjunto de alas se aprecia el cuerpo inmolado de la Consagrada imagen le Señor Sepultado, seguido de la adoración a la cruz, la cual hace referencia al versículo cuatro de este mismo salmo, y que se aprecia en medallones que custodian al Señor diciendo "con sus plumas te cubrirá y debajo de sus alas estaré seguro".




Terminando esta apoteosis, una escena celestial donde un ángel protege e introduce al reino del cielo, por medio de una puerta a un infante merecedor de la vida eterna y que lo protege de un felino y de una serpiente, símbolos del pecado y de las tentaciones terrenales. Cerrando el mensaje procesional, un medallón con la frase del versículo "en las manos te llevarán para que tu pie no tropiece en piedra".







 Galería de Fotos:                                                                                                         






† Gracias por Visitar †
 
Copyright © 2012 Pasos de Devoción